23.4 C
Santo Domingo
martes, marzo 5, 2024
InicioActualidadLas batallas para salvar el patrimonio verde

Las batallas para salvar el patrimonio verde

El presidente de la Academia Dominicana de Ciencias, Eleuterio Martínez, hace un diagnóstico de los principales problemas ambientales de República Dominicana
Eleuterio Martínez, presidente de la Academia de Ciencias de la República Dominicana, afirma que los principales problemas medioambientales del país se derivan del cambio climático.

Destaca que ese fenómeno trae consigo extremos, como sequías e inundaciones intensas. Estos eventos extremos afectan la seguridad alimentaria, la producción agrícola y ganadera, y ponen en peligro la vida de las personas, especialmente en zonas vulnerables cercanas a cuerpos de agua.

En el año 2023, el ambientalista identificó los siguientes problemas:

Ing. Eleuterio Martínez
Una sequía prolongada

A principios del año el país experimentó una sequía intensa que afectó la producción de alimentos, tanto agrícolas como ganaderos. Esta situación se prolongó durante aproximadamente seis meses y afectó significativamente la disponibilidad de agua para la agricultura.

Inundaciones por lluvias intensas

En noviembre, las lluvias fueron excesivas y causaron inundaciones en diversas áreas del país, especialmente en la Capital. Estas lluvias provocaron daños en propiedades públicas y privadas, así como pérdidas de vidas humanas. La lluvia volvió a desnudar la pobreza en las zonas próximas a ríos y arroyos.

“Las zonas vulnerables, que están a la orilla de los arroyos y ríos, son el gran problema que tenemos en el país, y casi todas están protegidas porque están en el cinturón verde”. Contabilizó en 31 el número de muertos solo en Manoguayabo y Santo Domingo Norte.

La construcción del canal entre República Dominicana y Haití

La construcción de un canal entre ambos países genera tensiones ambientales, ya que República Dominicana provee agua del río Masacre a Haití: “es un problema ambiental porque nosotros somos quienes le producimos agua”. Este conflicto ha alcanzado niveles internacionales y requiere atención para su resolución, acota.

Incendios en áreas protegidas

Valle Nuevo, una gran área protegida, sufrió incendios a principios de año que generaron preocupación sobre la preservación de estos espacios de donde, “fluye agua hacia los cuatro puntos cardinales”.

Es un altiplano a 2000 M de altura de donde se abastecen 15 de las 34 grandes presas del país.
“En Valle Nuevo se ha pagado cualquier cantidad de dinero para sacar a la gente y siguen los problemas, porque hay un personal allí adentro que hay que removerlo”, acota el experto.

La Sierra de Bahoruco también experimenta agricultura intensiva dentro del parque nacional.

Problemas en la isla Saona

Señala la venta de espacios en Mano Juan, isla Saona, como un riesgo para la preservación de esta área natural que ha permanecido relativamente intacta hasta el momento.

Relleno y contaminación del río Ozama

Camiones vierten residuos de material de construcción y todo tipo de desechos que se utilizan como relleno de áreas cercanas al río Ozama, en franca ilegalidad. Esto promueve la creación de asentamientos similares a La Ciénaga y Los Guandules, que contaminan el acuífero y agreden el cinturón verde.

El vertido y relleno en áreas del cinturón verde, como ocurre en la zona cercana al teleférico, genera preocupaciones sobre la degradación ambiental y la pérdida de humedales.

Martínez sospecha de manos poderosas detrás de estas acciones que ya dieron lugar a la formación de un nuevo barrio, “encima del Máximo Gómez.”

Desafíos con el vertedero Duquesa

El botadero de Duquesa ha sido un tema ambiental de larga data: “El problema no se podía parar, porque lo taparon con arcilla”. Martínez se lamenta de que para cerrarlo vuelvan a utilizar la misma medida ineficaz y contaminante: “Para cerrar a Duquesa le echarán arcilla encima y eso indica sepultar el problema”.

La Academia de Ciencias sugiere la industrialización del vertedero Duquesa.
Plantea la necesidad de abordar los gases de efecto invernadero y los lixiviados producidos en Duquesa, así como las propuestas de la Academia de Ciencias para convertirlo en cero residuos.

Sugiere su industrialización: “Con todos los lixiviados, la energía que saldría de Duquesa supliría hasta 180,000 hogares. Que Duquesa se pagaría solo, con toda la energía que produciría”.

Contaminación en laguna de Puerto Viejo

La presencia de una barcaza en el refugio de vida silvestre de Puerto Viejo, en Los Negros, Azua, produce contaminación debido a los intercambios de combustibles.

La planta generadora de electricidad, de la empresa turca Karadeniz Powership, instalada en la albufera, ha causado problemas entre los que se cuentan incendios y la muerte de enormes cantidades de peces.

Mientras la Academia de Ciencias advierte que se trata de un área protegida, el Ministerio de Medioambiente esgrime que es una zona de amortiguamiento.

Minería y su impacto en aguas nacionales

Aunque Martínez afirma que la minería no debería ser un gran problema para el país, advierte que sí representa un riesgo para las aguas nacionales.

La ubicación de la mayoría de los proyectos mineros en zonas de alta producción de agua, como la cabecera del río San Juan y Loma Miranda, plantea dilemas entre agua y oro. “Falcondo se ha tranquilizado un poco, pero afecta, porque amenaza a Loma Miranda”.

Observa que luego de que se llenara la presa de cola del Llagal, en la mina de Cotuí, se realizan nuevos intentos para construir otro relave en Peralvillo, Monte Plata, aprestos que antes fueron frustrados por los comunitarios de la zona.

Sugiere que con la tecnología adecuada se puede minimizar el impacto ambiental de la minería, pero esto se ve obstaculizado porque los inversionistas optan por soluciones económicas.

Contaminación del agua y riesgo para Santo Domingo

La contaminación del agua afecta directamente a Santo Domingo. Martínez valora la creación del Parque Nacional Loma los Siete Picos como un paso positivo para proteger la cabecera de los ríos, especialmente el Ozama, “porque son las únicas aguas seguras que tiene la capital dominicana”.

Explica que los lixiviados que produce Duquesa son un caldo de fondo que se deriva de la descomposición de la materia orgánica que hay allí y contaminan los ríos Isabela y Ozama.

Concluye con que hay que resolver el problema de Duquesa para poder resolver el problema del Ozama.

RELACIONADOS
- Advertisment -
bonaohosting
bonaohosting

populares