29.3 C
Santo Domingo
domingo, octubre 1, 2023
InicioActualidadOpiniónARTICULOS: Las reservas políticas: ¿Qué son?

ARTICULOS: Las reservas políticas: ¿Qué son?

Por José Lino Martínez

1: Lo que son las reservas: Estas constituyen una facultad que le otorga el artículo 57, párrafo I, de la ley 33-18 a las organizaciones políticas, como derecho exclusivo a la alta dirección de los partidos, agrupaciones o movimientos, para disponerlas, adminístralas o cederlas a: 1) Dirigentes del mismo partido o agrupación, 2) las acordada con otras organizaciones y 3) para alianzas con otros partidos de la cuota del 20% que le asigna la mencionada normativa.  Es decir, estas constituyen una herramienta, incluso avalada por sentencia del Tribunal Constitucional, para que las ofrezcan a las organizaciones políticas que mejor lesconvenga. Es decir; según el criterio que las altas direcciones entiendan que les resulte más beneficioso a sus planes y estrategias políticas. Cabe decir, que al margen de las reservas externas, los partidos también la disponen para ¨proteger a determinados dirigentes internos de no someterlo a escrutinios convencionales ni de primarias, ni de ninguna otra competencia, en razón de que la alta dirección considere que le resulta de mejor provecho, y por lo tanto, se valen de esta facultad para señalar algunos dirigentes por sus méritos políticos, etc.

Después de todo lo dicho, cabe resaltar que según loestablecido por el párrafo I del citado artículo 57 de la referenciada ley, las candidaturas cedidas en cualquiera de los aspectos, quedan liberadas de tener que medirse con ningún otro aspirante a una candidatura de elección popular, en el entendido, que este enunciado dicta que, una vez aprobadas por los respectivos organismos de máxima dirección colegiada de cada organización, -es decir, el que cede y el que recibe-. Por lo tanto, no podrán ser incluidas dentro del número de candidaturas a ser elegidas en las primarias de la demarcación electoral que corresponda. Es decir, esta prerrogativa está sustentada en un trípode de opción, como se ve más arriba, o sea, repito, para dirigentes de partidos, para acuerdos con otras organizaciones o específicamente, para las alianzas o las fusiones.

En torno a lo ya dicho más arriba, cabe reforzar que; según el párrafo II del referido artículo en la citada ley, estas candidaturas reservadas del 20% por la alta dirección, serán inscritas ante la JCE,  en igualdad de condiciones que los candidatos seleccionados en los procesos internos celebrados para las escogencias de los candidatos restantes que participarán en las elecciones generales. Entonces, las organizaciones que hicieron reservas, en primera fase, según el párrafo III del citado artículo (ley 33-18), solo deberán enviar, los cargos, posiciones y demarcaciones electorales a que correspondan de la cuota correspondiente, reservada a la alta dirección colegiadas de los mismos y, deberán hacerlo, según el artículo 58 de la misma normativa, 15 días antes de la apertura oficial de la precampañas. Por lo tanto, para las elecciones del 2024, debió ser el 2 de junio pasado, y por prórroga de la JCE, el martes 27 de junio del año actual, ya que la precampaña de acuerdo al artículo 40 de la citada ley, establece que el periodo de la precampaña inicia el 1er. Domingo de julio, o sea, ya pasado, el 2 de julio del 2023. En este tenor, específicamente de acuerdo a lo dictado por el párrafo IV de la ley contentiva del enunciado, se establece que quedan liberados las personas escogidas como candidatos por esta modalidad, a participar en los procesos internos celebrados para la elección de candidatos que participarán en las elecciones que correspondan.

II: Las reservas respecto a los dirigentes internos.

Resulta que este control de administrar el 20% de la totalidad de los puestos de elección popular, los partidos sujetan de alguna manera a los dirigentes de sus partidos, en el sentido, que esta resultan la premiación a las lealtades de la altas direcciones, en consecuencia, como aspecto de acciones afirmativas o positivas no vulneran la constitucionalidad del artículo 39 de la Constitución, en razón, y hay jurisprudencia, por ejemplo, en relación a las cuotas de la mujer, cuya definición se contrae al siguiente criterio; trata de discriminación positiva, refiere a conjunto de políticas y prácticas de un gobierno u organización que buscan aumentar la representación de un segmento social determinado, o sea, que se ponen en igualdad real o de hecho-caso de hombres y mujeres-, pero en este caso, hay cuotas de todos los géneros, y solo las reservas corresponde a la alta dirección como herramienta de control de disciplina, disponer a discreción este porcentaje con lo cual al principio no compartía, pero entiendo que es la única manera de que los militantes asuman conexión con sus partidos políticos, al margen que todas las candidaturas son del partidos que según el artículo48 de la ley 33-18, tanto los precandidatos como los candidatos, serán presentados por el partido al cual pertenezcan.

III: Las reservas respecto a las alianzas y a personalidades públicas.

Esta herramienta es de pura carpintería política, o sea, a los grandes amarres de los partidos aliancistas-por lo general, los partidos minoritarios, pero que definen primera vuelta, y hasta la segunda.  En consecuencia, cuando los partidos políticos se reservan sin nombre definido a quienes realmente les corresponde sus reservas, constituye como una especie de apertrechamiento para poder jugar con la coquetería política. Es decir, que yo como partido mayoritario, dispongo de candidaturas reservadas y, son para el mejor postor-me refiero a los partidos minoritarios-, que saben que su salvoconducto radica en una buena alianza, donde queden garantizados; obtener candidaturas ganables, posibles financiamientos y sobre todo, que el partido tenga presente o futuro. Y digo esto porque históricamente, los partidos que mayor bloque de alianzas han concitado, son los que están en el poder. Sencillamente, negocio con el poder porque tiene con qué pagar-emulando el refrán aquel. –como ejemplo, ahí estuvo el PLD que otrora tenía un bloque hasta de 16 partidos aliados. Y debo decirlo, ahora hay un nicho de muchos nuevos votantes que están en organizados en los partidos que sometieron su personería jurídica ante la Junta Central Electoral, -que esta no ha dado su resolución formal-, pero, que te consiguieron algo igual a 80 mil firmas para su reconocimiento, cuestión que con esta debacle de desafección de desinterés político, muy bien podrían ser llevado a las urnas por el entusiasmo de esos partidos y movimiento nuevos. Y finalmente, aunque aúnno es oficial, ya se murmulla que el PRM tiene un bloque de unos 15 partidos minoritarios que están bajo su órbita.

IV: En lo que el hacha va y viene.

Resulta que hay que comprender que entre la presentación de las reservas hecha ya el 27 de junio y la real negociación de alianzas-y no crean que nos divorciáramos del tema, porque una cosa arrastra la otra, entonces, cabe connotar que las presentación de candidaturas después del 6 de octubre del 2023, fecha para las primarias y otras modalidades, según el artículo 52 de la ley 33-18, está establecida, a más tardar, quince (15) días laborables después de la fecha de la celebración de sus procesos internos, la lista con todas y todos los candidatos a puesto de elección popular, y decimos nosotros, incluyendo ya los puestos reservados. Lo que significa que las reservas descoyuntan la presión del conjunto de candidatos a presentar por los partidos políticos, porque les quedan pendientes, los de la reserva de género establecido en el artículo 53 de la citada ley y el restante porcentaje que irá a los procesos internos. Entonces tendremos, finalmente, que las reservas se hacen o se hicieron el 27 de junio del 2023, y que la lista de presentación de candidatura se haráel último domingo de octubre, es decir, si no me equivoco, y doy autorización a corregirme, como el 27 de octubre del 2023. Lo que significa, que las reservas constituyen una arma de combate de los partidos políticos. Y más, es cuasi su único escudo para garantizar su hegemonía y control de la disciplina de partido y su control que se deriva que tiene en su mano un 20% de las demarcaciones de todos los niveles, con excepción de la presidencial. Así que atención a las reservas, son armas de control y disciplina, además, un atractivo servido en bandeja de plata para las alianzas.

Déjanos un comentario
RELACIONADO
- Advertisment -

LAS MÁS LEÍDAS