domingo, mayo 19, 2024
InicioActualidadOpiniónNunca jamás; ¡Loor a los héroes de abril!

Nunca jamás; ¡Loor a los héroes de abril!

Las rebeliones en contra del régimen de Donald Reid Cabral, en los campamentos militares 16 de Agosto y 27 de Febrero, fueron preámbulo para el estallido de la guerra civil, el 24 de abril, del que hoy se cumplen 59 años, revuelta popular que tuvo el propósito de restaurar la insipiente democracia conculcada con el derrocamiento del gobierno del profesor Juan Bosch, en 1963.
Ese episodio histórico se asociará siempre con los anhelos de democracia, libertad, justicia, valores encapsulados en la Constitución Política que sustentó al primer gobierno elegido libérrimamente después de 32 años de tiranía, malogrado a solo siete meses de su instalación.
Con el incierto alegato de que el movimiento constitucionalista habría sido infiltrado por agentes comunistas, el presidente de Estados Unidos, Lyndon B. Johnson, dispuso tres días después el envió a Santo Domingo de 42 mil marines, lo que convirtió la conflagración cívico militar en Guerra Patria.
Bajo el liderazgo de Francisco Alberto Caamaño y otros jóvenes oficiales, cientos de civiles y militares combatieron desde la trinchera del honor contra la poderosa 42ava Compañía del Ejército de Estados Unidos, hasta el día cuando se firmó el acta que puso fin a un conflicto que arrojó saldo de miles de muertos y heridos.
No debería olvidarse que la Guerra de Abril fue consecuencia del abominable golpe de Estado contra la democracia y porque los golpistas insistían en colocar sus extremidades sobre el cuello de la población, mediante la conculcación de las libertades públicas.
Durante los 59 años que lleva el proceso de rehabilitación y consolidación de del espacio democrático también se ha derramado copiosa sangre, sudor y lagrima, por lo que puede decirse que grande ha sido el sacrificio de varias generaciones para que hoy los dominicanos se cobijen bajo un frondoso árbol de libertad.
Aunque aún falta mucho trecho para alcanzar el anhelado estadio de auténtica democracia, justicia y equidad, el hecho de que tan venerable efemérides coincida hoy con la celebración de un debate público entre aspirantes a la presidencia de la República, incluido el actual mandatario, indica que lo de abril no fue en vano.
La mayor lección histórica que se extrae de la contienda de Abril es el contundente mensaje de que presentes y futuras generaciones, nunca jamás permitirán que filibustero políticos o económicos intenten agredir o degradar al edificio democrático e institucional de la República. ¡Loor a los héroes de abril!

Facebook Comentarios
TE PUEDE INTERESAR
- Advertisment -

MAS PopularES